Sobre Nosotros

ALEH fue fundada en 1982 por un grupo de padres que estaban decididos a dar a sus hijos con discapacidades severas la mejor atención posible y la oportunidad de desarrollar todo su potencial. Estos padres alquilaron un apartamento y contaron con la ayuda de excelentes voluntarios, que contribuyeron enormemente en materializar los objetivos.

Su enfoque innovador y su compromiso inquebrantable ya han cambiado el panorama de cuidados de rehabilitación en Israel.

Hoy en día ALEH tiene la mayor red de instalaciones residenciales para niños con discapacidades graves físicas y mentales en Israel. Alrededor de 700 niños de todo el país se benefician en cuatro instalaciones: Jerusalén, Gedera, Bnei Brak y Negev. Reciben el mejor cuidado médico, educativo y de rehabilitación. Además, ALEH ofrece más de 26.000 consultas externas por año para niños con formas más leves de discapacidad.

Gracias a ALEH estos niños pueden vivir casi como niños sin discapacidad. Van a la escuela, participan en diversos talleres, reciben formación profesional y disfrutan de actividades como la natación en la playa o viajes por todo el país. Programas de integración con las familias, voluntarios, niños en edad escolar y soldados de las FDI apoyan la integración de las personas con discapacidad dentro la comunidad.

Nuestra tarea

El éxito de ALEH se debe a la intensa relación interpersonal entre las enfermeras y los niños que cuidan. Los 700 empleados y 250 voluntarios desarrollan una conexión con los niños que supera el nivel de la atención clínica común.
Una de las consecuencias positivas es, que los niños se desarrollan mucho más allá de los límites de su previsión inicial. Los grandes éxitos de ALEH demuestran una y otra vez que en cada niño hay una semilla de esperanza y potencial, se encuentra un espíritu que se comunica, que aprende y disfruta de la amistad, que percibe risas y amor.

ALEH es hogar y familia de estos niños – 24 horas al día, 365 días al año.

 

Un día en ALEH

Despertar

Despertar

Shira se despierta y ve la sonrisa de su cuidadora Naama, que la baña, le pone el corsé y las férulas, y le ayuda a elegir la ropa.

Desayuno

Desayuno

Sentado en la silla especializada, Liel disfruta de sus cereales. Naama le ayuda a sostener la cuchara.

Colegio

Colegio

Hoy Ben y sus compañeros de clase disfrutan acariciando a Bobbie durante la terapia con animales. Esta clase es seguida por una variedad de juegos de desarrollo cognitivo.

Merienda

Merienda

Matan y sus amigos participan en un programa de merienda. A través de dispositivos alternativos de comunicación, los niños expresan sus selecciones. Hoy Matan elige puré de manzana y leche con chocolate.

Terapia privada

Terapia privada

El fisioterapeuta de Hallel le ayuda a desarrollar un mejor control muscular y resistencia. Después descansa en un cuarto de relajación, lleno de luces y sonidos, colores, aromas, vibraciones y música.

Almuerzo

Almuerzo

El terapeuta se une al nutricionista para observar el proceso de Ayala en comer por sí misma y en los próximos pasos a un mayor nivel de independencia.

Tiempo de descanso

Tiempo de descanso

Shira y sus amigos cierran los ojos para un merecido descanso. Naama termina su turno y para Tali empieza su turno.

Actividad Social

Actividad Social

Shira y sus amigos disfrutan de una corta excursión al parque cercano con un grupo de voluntarios.

Tarde de diversión

Tarde de diversión

Michael, un payaso, se encarga de atraer las sonrías de Shira y sus amigos con globos y más atracciones.

Cena

Cena

Roi trata de cenar sin ayuda y Tali documenta sus avances.

Reconocimiento médico

Reconocimiento médico

En la clínica Shira es reconocida por la enfermera que revisa su presión y respiración. Una asistente le ayuda a Shira a expulsar el exceso de secreciones pulmonares.

Hora de acostarse

Hora de acostarse

"Dulces sueños", dice Tali, mientras tapa a Shira en su cuna despidiéndola con un besito.